Cosa de locos, viejo

Un choque entre River Plate y Boca Juniors es siempre algo extraordinario. Este Boca-River por el cetro del continente en el Santiago Bernabéu es absolutamente excepcional. Y como lo definió Enric González, “para un europeo, tiene el sabor del fruto prohibido. Es la vieja absenta auténtica, el tabaco sin filtro, el sexo sin precauciones, la droga sin mesura: es eso a lo que renunciamos, el exceso contra el que, responsablemente, seguimos luchando. Es lo que no nos conviene. Y, sin embargo.

Cuando se oficializó la celebración de la final de la Copa Libertadores en Madrid es porque se confió en la capacidad de la capital española para demostrar que los ultras no pueden ser obstáculo para la fiesta del fútbol. Después de los antecedentes violentos vividos en Buenos Aires, con el autobús de Boca Juniors apedreado y con los graves disturbios originados tras la suspensión del choque, Madrid se ha blindado contra la amenaza de los radicales y, para ello, se ha creado un operativo de seguridad sin precedentes en España. 

“Es un partido de alto riesgo, pero tenemos que ser capaces de que se disfrute del magnífico partido que tendrá lugar el domingo. Estamos preparados, cerca de 4.000 efectivos velarán por el orden tanto dentro como fuera del estadio”, aseguró ayer José Manuel Rodríguez Uribes tras una reunión con las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la que se ultimaron los detalles de la operación CABA, acrónimo de Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

CABA

“Los europeos hemos conseguido, salvo alguna rara excepción, que las familias puedan acudir tranquilamente a los estadios. Hemos conseguido que en encuentros de máxima rivalidad ambas aficiones convivan con relativa armonía. Hemos conseguido que las grandes finales no se conviertan en brotes de guerrilla urbana. Hemos conseguido un fútbol rico, técnicamente fastuoso, socialmente festivo, apacible. Y, sin embargo.

“La gran final de la Copa Libertadores enfrenta a dos hermanos gemelos nacidos en la vorágine portuaria y separados por la historia; a dos instituciones que podemos llamar xeneizes (genoveses en dialecto italiano) en el caso de Boca o millonarios, porque en otro siglo hicieron un fichaje caro, en el caso de River, pero que asumen sin prejuicios el mote despectivo que les adjudicó el hermano-enemigo: bosteros, por el excremento del ganado, los de Boca; gallinas, por un episodio gallináceo de hace medio siglo, los de River. Tan seguros están de su fe. Tan fanático es todo esto. Tan irracional. Y, sin embargo. (Enric González)

Un acontecimiento excepcional que nunca debería jugarse fuera de Buenos Aires. Que Conmebol adopte una “solución salomónica” doblemente injusta, para que prevalezca su negocio al interés de los dos clubes y sus aficiones, incapaz de dictar justicia según la reglamentación deportiva que corresponda, establece un precedente que no alcanzo a entender. El espectáculo debe continuar. Cosa de locos, viejo.

 

Coaching deportivo

Coaching Valencia

En los últimos años estamos asistiendo a una profesionalización extrema en todos los ámbitos del deporte y el coaching deportivo es una de ellas.
Creo que tomé conciencia de ello con la llegada de Valdano como entrenador, actualmente trabaja como comentarista deportivo y asesor de coaching.

El 92% de los ejecutivos españoles ha realizado o piensa hacer un curso de coaching para mejorar el liderazgo y la eficiencia de sus empleados en su empresa.

Ahora mismo creo que no hay equipo que no tenga su coach. En realidad, no deja de ser el entrenador de toda la vida combinado con mayores conocimientos de psicología para descubrir cuáles son las habilidades y carencias de los jugadores y tomar las acciones adecuadas para reconducirlos.

Se puede decir con claridad que los últimos grandes equipos han tenido entrenadores que actuaban como coach.

Recuerdo perfectamente a Rafa Benitez en ese Valencia C.F. glorioso al que infundió una capacidad de motivación ante las situaciones difíles con la que no contaba antes.

A Pep Guardiola también se le puede incluir dentro del elenco de entrenadores que dotan a sus equipos de los elementos básicos del coaching.

¿Alguno más?

¿Hacemos CrossFit o estás lesionado?

CrossFit es una serie de rutinas de preparación física diseñadas para ayudar a las personas a mejorar su condición física general. El programa de CrossFit nace en EEUU y se extiende rápidamente por todo el mundo en los últimos años. El CrossFit se concentra en movimientos funcionales, constantemente variados, realizados a alta intensidad para obtener un estado físico de fitness completo y por tanto, estar preparado para cualquier reto físico.

Antes de continuar recalcaremos que toda actividad “parecida” a CrossFit que se pueda impartir en un gimnasio, no es CrossFit, dado que se requieren entrenadores formadosunas instalaciones específicas,  amplias y dotadas de un material que no se encuentra en las salas convencionales. CrossFit no son entrenamientos en circuito, eso puede ser una pequeña parte de un sólo entrenamiento de auténtico CrossFit.

En las rutinas CrossFit potenciarás las cualidades o habilidades físicas básicas y fundamentales que la rutina de la vida diaria ha hecho que vayamos perdiendo:

1. Resistencia cardiovascular (capacidad de captar, procesar y liberar oxígeno)
2. Resistencia muscular (capacidad de procesar, liberar, almacenar y liberar energía)
3. Fuerza (capacidad de una unidad muscular o varias para mover una carga)
4. Flexibilidad (capacidad de rango de movimiento de una articulación)
5. Potencia (capacidad de una unidad muscular para aplicar una fuerza máxima en un tiempo mínimo)
6. Velocidad (minimizar el ciclo de tiempo de un movimiento repetido)
7. Coordinación (combinar varios patrones de movimiento distintos)
8. Agilidad (minimizar el tiempo de transición de un patrón de movimiento a otro)
9. Equilibrio (control 
sobre el centro de gravedad)
10. Precisión (control de un movimiento en una dirección determinada)

 

crossfit

 

Es importante que sepas que CrossFit es para todos. La gran ventaja de este método de entrenamiento surge con la posibilidad de poder adaptar el entrenamiento a cualquiera, sea cual sea el estado físico de las personas que lo practican.

A diferencia de otros programas, donde eres tú quien se tiene que adaptar al ejercicio, aquí tú decides el nivel de esfuerzo e intensidad al que tu cuerpo es capaz de trabajar, llegando incluso a sorprenderte con el paso del tiempo.

¿Empezamos o ya estás lesionado?